¡Adiós pañales!: Consejos para quitar el pañal a tu hijo

¡Adiós pañales!: Consejos para quitar el pañal a tu hijo

El momento en el que los peques dejan el pañal para empezar a ir al baño es un gran paso que nos indica que se están haciendo mayores y son cada vez un poquito más independientes. Pero…¿cuándo es el mejor momento para quitarle el pañal a nuestro peque?

Alrededor de los dos - tres años se considera que ha llegado la hora de comenzar a quitarle el pañal a los peques. Muchos papis aprovechan el verano de antes de empezar la guardería para comenzar la operación “pañal fuera”, ya que si hay escapes (y seguro que los habrá) no es tan molesto como en invierno con el frío.

Sin embargo, no hay que olvidar que cada niño evoluciona neuronalmente de manera diferente y lo más importante no es tanto el calendario sino que esté preparado para este gran paso. ¿Cómo saber si está preparado?

Nuestro peque nos indicará que está listo para quitarle el pañal si mantiene seco por más tiempo su pañal, empieza a tener unos horarios para hacer pipí y caca, empieza a notar cuando tiene ganas o si empieza a sentir curiosidad por lo que hace mamá o los hermanos en el baño.

Para este importante paso para tu peque te recomendamos unas pautas para que os sea más sencillo:

orinal babybjorn

Consejos para quitar el pañal

- Dí sí a los orinales. Recomendamos que sea llamativo y fácil de usar, ya que el niño debe poder sentarse solito para hacer pipí. Puedes ir con él a comprárselo para que elija su favorito.

- Coloca el orinal en el baño para que pueda usarlo sin problema y empiece a relacionar que tiene que ir al baño cuando tenga ganas.

- Anímale a sentarse en él y probarlo, explícale que este paso es importante para que se haga mayor.

- Retira el pañal durante el día y explícale que tiene que ir al baño cuanto tenga ganas

- Ayúdale a identificar si tiene ganas de hacer pipí o caca. Si vemos señales claras, preguntarle ¿te estás haciendo pipí? o  ¿tiene ganas de hacer caca? Para que empiece a identificar las sensaciones.

 - Lo mejor es crear hábitos y ponerlo a hacer pipí cada cierto tiempo, en unos horarios más o menos fijos. Por ejemplo, al despertarse, antes de dormir, antes y después de la siesta o antes de salir de casa. 

- Motívale y felicítale siempre que use el orinal. Un pequeño premio puede ayudar a motivarle, por ejemplo, puedes ponerle una bonita pegatina en la mano o en su camiseta como una medalla y como reconocimiento.

 - Nunca le regañes si se hace pipí fuera porque es negativo. Es mejor premiar cuando lo hace bien que castigar cuando lo hace mal. Tiene que ser una experiencia agradable y al principio a todos los niños se les escapa. Demuéstrale que confías en él y poco a poco lo conseguirá.

- Los primeros días es aconsejable que se esté pendiente del niño en este sentido. Si puedes ser tú, mejor. Planifica los primeros días con horarios como te hemos aconsejado. Primero se le explica que ya es mayor y que el pañal se le va a quitar, después se le enseña su orinal, y se comienza con la rutina.

- Cuando consiga controlar sus esfínteres durante el día, es hora de empezar a retirar el pañal por las noches

Esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda en esta aventura, lo más importante es tener mucha paciencia, animarle en todos sus avances y no reñirle o castigarle por los escapes que seguro tendrá. Poco a poco lo conseguirá…¡Ánimo papás!

Publicado el 21/05/2018 Home, Para el baño 0

Deja un comentarioDeja un respuesta

Debes estar logueado para dejar un comentario.
QR code
Visto recientemente
No products
Menu