Cómo proteger a los niños del sol

Cómo proteger a los niños del sol

El verano y las vacaciones son una oportunidad estupenda para disfrutar de nuestro tiempo de ocio divirtiéndonos y haciendo actividades al aire libre. Además, es una época fantástica para compartir tiempo con nuestros hijos. Las horas de sol se prolongan y podemos estirar mucho más el día, de modo que podemos llevar a cabo infinidad de planes: playa, piscina, montaña... Sin embargo, no debemos olvidar que hacer actividades al aire libre supone que estamos expuestos al sol todo el rato, con los riesgos que eso conlleva. A este respecto, debemos prestar especial atención de proteger a los niños del sol.

La importancia de los elementos de protección para el sol

Los niños no son tan conscientes de estos riesgos y por eso somos los adultos los que debemos estar pendientes de este asunto. Por ello, en los siguientes párrafos, te haremos un resumen de los elementos de protección para el sol más importantes para niños y bebés.

Crema solar

Asociamos crema solar con playa o piscina, ya que la exposición al sol es mucho más directa. No obstante, no debemos olvidar que cada vez que salimos de casa nos está dando el sol. Por ello, es recomendable darse un poquito de crema antes de salir en las partes del cuerpo que van a estar al descubierto.

Crema solar para niños y bebés

Seguridad y protección para el bebé en verano

Si vamos a ir a la playa o la piscina, incluso a la montaña, debemos protegernos concienzudamente. Sobra decir que el producto que utilicemos debe ser de la mejor calidad posible. En el caso de los niños, hay que utilizar protector de factor 50 y si es posible, que sea una crema especial para niños, sobre todo si se trata de proteger a los bebés del sol. Tanto los niños como los bebés tienen la piel muy sensible, y por ello, es más conveniente utilizar cremas específicas para ellos, libres de parabenos, alcohol y alérgenos.

No obstante, cuando se trata de los bebés, recordamos que no es conveniente exponerlos al sol antes de los seis meses.

Prendas para protegerse del sol

Además de la crema solar, es muy importarte proteger nuestra cabeza, cuello y orejas con una gorra. Son zonas muy sensibles que se pueden quemar fácilmente. El cuero cabelludo es una de las partes que también se pueden quemar, ya que la protección no es suficiente en los días más soleados. El uso de gorras no solo es útil para evitar quemaduras, también nos ayuda a evitar un golpe de calor.

Si vamos a la playa, es importante utilizar un buen calzado, que nos protegerá no solo la parte del empeine, sino la planta del pie. Los pies, que a pesar de ser una de las partes más importantes del cuerpo, siendo los que nos sostienen, son una de las más olvidadas.

Buena hidratación

Es indispensable estar bien hidratados. En verano perdemos bastante líquido sin darnos cuenta, por lo que vamos deshidratándonos poco a poco. Además, los niños suelen estar en constante movimiento, por lo que debemos estar atentos. El agua, además de hidratarnos, regula la temperatura corporal. Atención también con los bebés, ellos ni siquiera pueden comunicar si tienen o no sed, así que debemos ofrecerles agua de manera regular.

La mejor opción para hidratarse y calmar la sed es el agua, pero los zumos pueden constituir una alternativa quizá más atractiva para algunos niños.

Protección de los ojos

Si la zona del cuello y orejas es delicada, ni qué decir tiene los ojos. Los ojos son una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo y también pueden acabar dañados por la exposición al sol.

Si no protegemos nuestros ojos del sol, a la larga puede acarrearnos consecuencias negativas como cataratas o degeneración macular. Los efectos del sol son acumulativos, lo que significa que el cuidado que les proporcionemos cuando somos niños también cuenta.

Gafas de sol para bebé y niños pequeños Beaba

Gafas de sol para bebés para proteger a los bebés del sol

Con el fin de darles la mayor protección, contamos en el mercado con una amplia gama de gafas de sol para bebés y niños mayores. Aunque parezca extraño, las gafas no están limitadas solo a los mayores, sino que constituyen otra de las medidas de seguridad y protección para el bebé en verano. Son destacables las gafas de sol Beaba o Banz.

A la hora de elegir gafas de sol, es importante que los cristales sean de la mejor calidad posible, que filtren el 100 % de los rayos UV. Te recomendamos que compres las gafas en un establecimiento especializado, donde puedas encontrarte con profesionales que te puedan asesorar.

Gafas de sol para bebés Banz

En definitiva, las medidas que debemos tomar para proteger a los niños del sol son básicamente las mismas que en el caso de los adultos. La única diferencia es que debemos estar más pendientes, ya que son más vulnerables y no tienen la misma conciencia que las personas adultas. De cualquier forma, es todo sentido común, así que no te pongas alarmista, sigue tu instinto materno y los consejos que te acabamos de dar, y disfruta del verano.

Publicado el 04/07/2017 por Kidshome Home, Para viaje y paseo 0

Deja un comentarioDeja un respuesta

Debes estar logueado para dejar un comentario.
QR code
Visto recientemente
No products
Menu